Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘acantilados’

De la Huelga a Torimbia

Distancia : Ida y Vuelta 9 km.

Tiempo aproximado : 3 horas

Casona Espriella

En Villahormes, a medio camino entre Nueva de Llanes y Posada de Llanes, un cartel nos indica la carretera en dirección a Hontoria y Playa de la Huelga .

Inmediatamente después de haber pasado el viaducto de la autovía del Cantábrico deberemos aparcar nuestro coche.  Comienza nuestra andadura junto al muro de la Casa – Palacio de la Espriella ( siglo XVII ) , declarado Bien de Interés Cultural. Se trata de una Casona Rural de 2 plantas con Capilla saliente adosada a la fachada.

Unos pasos más adelante nos topamos con la silueta de la Capilla de Santa Olaya. El camino que a ella conduce también nos sirve para aproximarnos a la Playa de la Huelga y de la Canalina.

Volviendo sobre nuestros pasos giramos a mano izquierda después de la Capilla y por el camino de tierra pegado a la autovía,  nos dirigimos ahora hacia la Playa de Gulpiyuri.

Después de echarle un ojo a esta playa, conservamos nuestra dirección oeste y nos encaminamos hacia la siguiente playa, San Antolín. Playa muy concurrida en verano pues cuenta con 2 chiringüitos playeros. Playa abierta, normalmente con fuerte oleaje.

Nuestra próxima parada, después de atravesar el río Bedón y su desembocadura,  es el Monasterio de San Antolín de Bedón. LAMENTABLEMENTE EN RUINAS y sin visos de pronta reforma, este monasterio benedictino fue construido en el siglo X. Afortunadamente todavía podemos contemplar sus hermosos y sobrios muros y su pórtico románico.

A la izquierda de dicho monasterio parte un camino en ascenso señalado como la RUTA SAN ANTOLÍN – CELORIO. Antes de emprender el tramo más empinado del sendero a nuestra derecha encontramos el desvío del Camino costero de Santiago. Nosotros debemos seguir subiendo a nuestra izquierda para llegar a un mirador desde donde se observa a nuestros pies la playa de San Antolín y su monasterio. En días claros,  se puede observar con nitidez los acantilados de los concejos de Llanes y Ribadella y al sur el macizo de los Picos de Europa. 

Desde aquí nuestro camino desciende hacía la playa de Torimbia, antes atravesaremos una rasa costera donde se encuentran unas antenas de repetición.

Inmediatamente después nos encontraremos con una escultura metálica “ Estela “ . Es este sitio un magnifico mirador natural para observar la belleza de la Playa de Torimbia, sin duda, una de las más bonitas del Cantábrico.  Desde aquí hacia el sur se suceden los acantilados y playas que se extienden hasta la Villa de Llanes.

Sólo nos queda la bajada final hacía la Playa de Torimbia.

Después de pegarnos un baño, si procede, sólo nos queda emprender la vuelta sobre nuestros pasos hasta Villahormes.

___________________________________________________________________________

¿ QUIERES VER LAS FOTOS DE LA RUTA ?

Read Full Post »

Ida y vuelta : 12 kms. ( tiempo aproximado 4 horas ). Dificultad: Nula

Bufones de Pria

Bufones de Pria

La ruta comienza en los acantilados de Pría a los que accedemos por la AS-263. A 7 kilómetros de Ribadesella, encontraremos seguidamente tres carteles: Río Guadamía, Belmonte y Playa de Guadamía. Debemos girar a la izquierda y encaminarnos hacia la mencionada playa. Pasando el pueblo de Llames de Pría, podemos aparcar el coche justo donde termina el asfalto. Aquí comienza nuestra ruta a pie. Pegados a la desembocadura del río, lo primero que encontraremos serán los llamados “Bufones de Pría”, respiraderos naturales horadados en la roca caliza que con los golpes de las olas provocan auténticas chimeneas de agua y un ruido ensordecedor.

 

Caminando entre las crestas calizas formadas por la erosión del viento y el agua y pegados a los dramáticos acantilados en 15 minutos llegaremos al primer entrante del mar. Para sortearlo debemos bordear el entrante y así poder continuar el sendero. Encontraremos entonces el cartel que indica a nuestra izquierda el sendero marcado como AS-57 y en otros diez minutos llegaremos a un impresionante bufón, llamado el Pozo de las Grallas. ¡ Ojo ! porque el asomarnos puede producirnos incluso un poco de vértigo. Al fondo del mismo veremos el mar azotando este gran hueco natural. Unos metros más adelante el camino se aleja del mar y gira a nuestra derecha. Continuaremos por el mismo y en 15 minutos debemos toparnos con una casa destruida situada al borde de un camino asfaltado.

Aquí giramos a nuestra izquierda hacia el mar. Veremos de nuevo el cartel que marca, AS-57 y continuamos entonces a nuestra derecha para unos metros más adelante girar a la izquierda, donde después de atravesar unas vallas metálicas nuestro camino se dirige hacia el mar. Después de bordear otro entrante el camino se adentra en un campo de tojo. Este es el trozo más dificultoso pues el sendero se pierde entre la maraña de tojos. Debemos ir buscando la vía más fácil, hasta llegar a ver un islote llamado Horcado de Cuevas. Aquí nos encontraremos de nuevo con un camino muy bien marcado que entre prados nos conduce a la Playa de Villanueva. Es esta un estrecha y preciosa cala que nos recuerda aquellas donde desembarcaban los piratas o las barcas de contrabando.

 

Playa Villanueva

Dejamos la playa a nuestra izquierda y continuamos unos metros por la carretera hasta que vemos un cartel indicativo a nuestra izquierda. Tomamos este sendero que otra vez entre tojos y pegado al mar nos lleva hasta la entrada del mar que forma la playa de Cuevas del Mar, donde la panorámica que ofrece la playa y el arco de piedra que le da entrada es impresionante. Aquí tenemos la opción de bajar hasta la misma playa, para ello debemos retroceder unos metros y dirigirnos hacia nuestra izquierda, veremos entonces unas flechas pintadas de amarillo que nos llevan hasta una bajada a un encinar al que se accede por unos escalones naturales que desembocan en el río Ereba que a su vez desemboca en la playa.

Este es el punto final de la ruta, ahora sólo nos queda el camino de vuelta.

Cuevas del Mar

Cuevas del Mar

 

 

Read Full Post »

      Dificultad: Baja . Duración: 3 horas.

Acantilados Tomasón

Acantilados Tomasón

       Ruta Circular

      Longitud aproximada 13 kms.

¡Ruta no apta para personas que sufran de vértigo!. Ahora en serio, no por exagerar pero el trayecto de ida discurre casi en su totalidad pegado al borde de los acantilados y estos alcanzan una altura considerable en alguno de sus tramos.

También hay que mencionar que el tiempo es estimativo pues seguramente nos detendremos en bastantes ocasiones a contemplar o fotografiar las alucinantes vistas que ofrece el trayecto, así como los diferentes entrantes, castros, salientes, jous y bufones que nos acompañarán en todo momento.

 Conforme avanzamos el nombre del acantilado cambia hasta 4 veces.  El primer tramo se nombra como Acantilados del Infierno, para sucesivamente llamarse Tomasón, Palu Verde y finalmente,  Castru Arenes.

 

Video del Acantilado del Infierno

 

Salimos en coche de Ribadesella por la As/263 direccion Llanes. Aproximadamente a 1,8 kms. entre el campo de fútbol de Oreyana y el desvío a Collera veremos dos casas blancas, una a cada lado de la carretera. Debemos girar a nuestra izquierda justamente antes de las casas.

Atravesando la vía del FEVE (Ferrocaril de Via Extrecha), veremos un poste con dos señales que nos indican Playa de Arra y Acantilados del infierno. Esta última, Acantilados del Infierno  es la que debemos seguir, hasta encontrar el primer desvío a la izquierda. Una vez tomado este, continuamos hasta llegar a la última casa,  donde termina la carretera y comienza nuestra ruta junto a una pequeña área  recreativa.

Las primeras vistas después de subir unos metros por el camino, nos muestran al fondo la Sierra del Sueve con su pico más alto, el Pienzu y los dos pequeños cabos llamados puntas de La Atalaya y Borines.

 La senda no tiene pérdida en ninguna de sus primeras desviaciones. Continuamos en este primer tramo tomando siempre los distintos caminos que aparecen a nuestra izquierda.

 

Ruta Circular Ribadesella

Ruta Circular Ribadesella

En 10 minutos llegamos a un rellano donde al fondo a nuestra derecha divisamos el saliente más alto y más marcado, la Punta de Guadamía. Aquí la senda desciende y más abajo debemos girar a nuestra izquierda para llegar a un pequeño bosque de pinos.

La pista continua y después de atravesar una campa, en 25 minutos debemos llegar a una casa semi/derrumbada.  En 5 minutos encontraremos otro cruce de caminos, debemos elegir otra vez la izquierda e inmediatamente tomar el que continua de frente entre prados cercados y entre dos bosques de eucaliptos a izquierda y derecha .

Llegamos en unos pocos metros a la parte más difícil de todo el itinerario, pues aquí el camino se pierde entre los tojos. Debemos avanzar por la parte derecha del tojal practicamente pegados a un muro de piedra casi derrumbado. Una vez avanzados unos 50 metros debemos dirigirnos de nuevo hacia la costa y la referencia es un impresionante castro unido por un pequeño istmo al acantilado e identificable por tener vegetación en lo más alto de la roca. En este punto ya pegados al mar encontraremos la senda que viene desde el área recreativa de Guadamia y el camino ya no tiene pérdida alguna.

Después de disfrutar con el mejor tramo de la ruta por la variedad de las formaciones que nos iremos encontrando, en aproximadamente una hora y media llegamos a un espectacular arco formado por la erosión y la fuerza del mar al batir contra la costa.

En otros quince minutos llegamos al área recreativa del Guadamía, donde podemos parar a tomar algo y beber de la refrescante fuente que allí encontraremos.

Continuamos después por la carretera que llega al área recreativa, siempre siguiendo las señales instaladas por el Ayto. de Ribadesella y que marcan una ruta peatonal.

En unos veinticinco minutos llegamos al puente que cruza la vía del FEVE. Giramos a nuestra derecha y comenzamos a andar de nuevo por carretera, estamos en el Camino de Santiago.

Ya sólo debemos seguir la concha distintiva del Camino. En un cuarto de hora el asfalto deja paso a una pista que cruza la línea del ferrocarril. Veinticinco minutos más y habremos llegado a la carretera donde a mano derecha y en otros diez minutos habremos llegado al inicio de este recorrido.

Ruta Circular Ribadesella

Ruta Circular Ribadesella

Read Full Post »