Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Nuestra basura’ Category

Nuestra Basura

Hace tiempo que dejaron de importarnos ciertas cosas. Es cierto que con el paso del tiempo la mucha o poca conciencia social que tenemos va disminuyendo o como mucho se va transformando. Aunque trasladarse a vivir a un entorno rural no significa, como muchos creen, desconectarse del todo del mundanal ruido, si es cierto que las preocupaciones cambian. Los temas que antes parecían esenciales, de los que había que hablar porque sino, no eras nada, ahora se tornan menores. Y sin embargo, otros que antes te tocaban más de lejos, ahora son vitales.

Después de seis años viviendo rodeados de tanta naturaleza el mantenimiento de estos y todos los paisajes del globo, nos parece esencial. Es necesaria una participación activa, que cada uno de nosotros, independientemente de donde vivamos, tomemos conciencia de lo que significa ensuciar masivamente y sin escrúpulos.

No pretendemos desde aquí teorizar, sólo queremos llamar la atención de nuestros visitantes y rogarles que actúen. Quizás con una simple separación de los residuos que generamos, estemos contribuyendo a minorizar los efectos tan dañinos que nuestra basura causa al planeta. Partiendo de aquí podemos pensar en otras actuaciones. Creemos que es un problema cultural y educacional. En este país, vivimos sumergidos en el ideal de usar y tirar, como nuevos ricos, hemos adquirido los peores vicios de una sociedad desgastada por el consumo. Convertidos sin remedio en un país de propietarios, hemos perdido hasta aquello tan simple que nuestros padres se hartaban de recriminarnos, apagar las luces cuando no sea necesario tenerlas encendidas.

Nuestros supermercados nos siguen atiborrando de bolsas de plástico, pero ¿y nosotros?, ¿qué hacemos para solucionarlo?. Habéis pensado que nuestras madres iban a la compra con un carrito. ¿No os parece, que podríamos hacer lo mismo? o quizás agenciarnos unas bolsas de tela y usarlas hasta que se rompan.

Deberíamos preocuparnos más, preguntarnos a donde van nuestros residuos, que se hace para eliminarlos, que efectos producen en el entorno. Esta es una lucha a la que todos estamos llamados. Aunque sólo sea de una manera egoísta es por nuestro bien y por el de nuestros hijos.

Cuando visitamos espacios abiertos antes de tirar algún desperdicio, ya sea en una playa o en el río, debemos pensar que no existe un servicio de limpieza del campo. En nuestra ciudades o pueblos tenemos quien lo limpie, en la montaña no. Los años que tarda una lata en destruirse por completo son muchos. El plástico o el papel que abandonamos en un bosque, terminará arrastrado hacia el río más cercano y de ahí al mar y así se formaran las grandes masas de restos letales que se aposentan en los fondos de los grandes océanos. A pesar de que no nos preocupe demasiado, hay muchas especies animales que mueren gracias a nuestra despreocupación.

Todos sabemos que a nuestros dirigentes se les llena la boca hablando de “desarrollo sostenible”. No se lo cree nadie. Si ellos hacen poco, debemos exigirles más. No obstante, no hay excusas si queremos paliar los efectos que este grave problema lleva causando por la desidia del ser humano a la hora de proteger lo que nos sostiene.

Read Full Post »