Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘CARRETERAS INSÓLITAS’ Category

Ponga
Ponga

 

 Por Ponga ( Circular )

Ctras. N-625, AS-251 y Locales.

Distancia. Aproximados 73 kms.

 

 

Primero decir que prácticamente todo el itinerario se encuentra enmarcado dentro del Parque Natural de Ponga. Es éste  uno de los Concejos menos conocidos y explorados del Oriente de Asturias pero precisamente por ello y por el paisaje que nos ofrece pude que sea el que más entusiasme a sus visitantes. También podemos asegurar que es uno de los más salvajes de toda Asturias y que asimismo en toda su extensión cuenta con una de las floras más autóctonas que en la actualidad podemos encontrar en todo el territorio asturiano. Durante todo el trayecto, disfrutaremos con bosques, ríos, y de unas montañas que son el preludio de los tan conocidos Picos de Europa.

 

Si hablamos de sus bosques, primero debemos destacar que en ellos encontraremos hayedos, robledales y piornales. Pero si queremos destacar su fauna, no mentimos al decir que igualmente están representadas las especies más comunes que antaño albergaba todo el bosque Cantábrico. Ciervos, corzos, jabalíes e incluso urogallos y osos siguen sobreviviendo entre la profundidad de sus bosques y las rocosas aristas que perfilan su anatomía.

 

Ruta de Ponga

Sellaño

 

Acompañados siempre por el río Ponga, que da nombre al Concejo, y sus afluentes, ante nuestros ojos irán desfilando gargantas, desfiladeros y saltos de agua.

Con esta compañía y el relajante fluir de sus aguas, también podemos visitar recónditos pueblos, termas de la época de los romanos y por supuesto disfrutar con algunos de los paseos o ascensiones más atractivos de todo el Oriente de Asturias: El Bosque de Peloño, el Puerto de Ventaniella o las cumbres de Tiatordos, Pierzu y Peña Ten. No debemos dejar de hablar de su Gastronomía, ya que junto con los platos más tradicionales de la Cocina asturiana, podemos degustar de una amplia variedad de platos de caza.

 

Ruta Ponga

Ruta Ponga

El recorrido que a continuación describimos es base, ya que comprende básicamente la longitud de la principal arteria que cruza el Concejo, la AS-251. Pero lo verdaderamente interesante es perderse por cualquiera de las pequeñas carreteras que parten de la principal para visitar las diferentes aldeas que cuelgan de las montañas. Por citar sólo alguna hablaremos de Priesca, Carangas o Taranes.

El recorrido lo iniciamos en Cangas de Onís, durante los 10 primeros kilómetros circularemos en paralelo al río Sella, siguiendo la N-625 en dirección a Riaño hasta llegar al cruce donde el Ponga vierte sus aguas en el Sella.

Ya estamos en Ponga, desde aquí seguiremos siempre por estrechas y sinuosas carreteras donde a veces los salientes nos impedirán ver el cielo. 7 Kilómetros más y llegamos a Sellaño, primer núcleo importante de Ponga y desde donde parte otra impresionante carretera, que siguiendo el río Tendi nos llevaría al pueblo de Sevares, entre Arriondas e Infiesto. Pero ahora continuamos una vez atravesado Sellaño por la misma carretera para llegar a Sobrefoz. Habremos pasado antes los desvíos a Priesca, con unas impresionantes vistas del valle y a Taranes. Aldea pérdida e inicio de ruta al pico de Tiatordos. Camino de esta mole se encuentra uno de los hayedos más imponentes de la zona. 

Inmediatamente dejaremos a un lado el antiguo balneario de las mestas. Aguas termales que ya se usaban en la época de los romanos.

 

Seguimos avanzando con el Ponga a nuestro lado hasta llegar al desvío que nos conduce a Sobrefoz, pequeño pueblo entre montañas y punto de partida para quienes quieran aproximarse al Puerto de Ventaniella, frontera con León. Después de disfrutar de las vistas, desde aquí bajamos a San Juan de Beleño, capital del Concejo y donde podemos parar a comer antes de iniciar el camino de vuelta. Este lo haremos por la pequeña carretera que baja hasta el río Sella y la confluencia con la N-625.

La visita a este Concejo significa sumergirnos en un conjunto de tesoros naturales quizás inigualables y disfrutar con la diversidad de un paisaje que aún hoy en día, apenas si ha sido modelado por la mano del hombre.

dsc02554

 

El camino de vuelta nos ofrece nuevamente unas espectaculares vistas, aunque hay que advertir que la carretera no se encuentra en perfectas condiciones y es mejor asegurarse en Beleño si es factible su tránsito. A pocos kilómetros de Beleño, a nuestra derecha encontraremos la pista forestal que nos conduce al Bosque de Peloño, quizás el más espectacular hayedo de Asturias.

Pero esta sería otra excursión, ideal para realizarse en Otoño por la variedad de colores y contrastes que el hayedo nos ofrece. Nuestra ruta continúa hasta Viego y desde aquí hasta el cruce con la carretera citada, en Vidosa. (16 Kms.).

Tomamos pues la Nacional y sin dejarla siguiendo el cauce del Sella en aproximadamente 22 kms. Llegaremos a Cangas de Onís.

  

Anuncios

Read Full Post »

CARRETERA AS-342 Y LOCAL

DISTANCIA: 19 Kms.

 Vistas desde Collia

Una vez cruzado el emblemático puente del Sella, famoso porque desde él, cada año tiene lugar la salida del Descenso Internacional del Sella, entramos en la localidad de Arriondas. Aquí debemos tomar el segundo desvío a nuestra derecha, marcado por la indicación:

Colunga – Mirador del Fitu.

 

Aproximadamente a dos kilómetros veremos un  desvío a la derecha donde indica  “Ribadesella-El Carmen“. Una vez tomado el desvío y ya incorporados en la AS-342, pasaremos otro desvío hacia Ribadesella-El Carmen que NO debemos coger, pues nuestra ruta continua hacia Collía. Aquí debemos hacer nuestra primera parada, pues tenemos una inmejorable vista del macizo central de los Picos de Europa, con Peña Santa de Castilla destacado entre sus altas torres.

Seguimos camino, dejando atrás las localidades de La Vita y  Montealea, para entre pastos llegar a Alea,  ya en el Concejo de Ribadesella, barrio de la parroquia de Linares,  rodeado por las peñas de la Sierra del Fitu y cuyo principal atractivo es el palacio de la Plazuela del siglo XVI.

 A continuación pasaremos Linares para llegar a Torre. Desde aquí y una vez cruzada la autovía, atravesamos la N-632 para tomar la RS-4 que discurre paralela al río Acebo y que nos llevará a la Playa de Vega.

Antes tendremos que pasar el Desfiladero de Entrepeñes. Este, junto con la Playa de Vega abarcan una extensión de 42 hectáreas, forman un paisaje protegido y están declarados Monumento Natural. Las paredes del desfiladero son de roca cuarcítica y en algunas de sus oquedades anida el halcón peregrino.

En cuanto a la Playa, la mejor palabra para definirla sería, “agreste”. Es esta una playa casi virgen, encajada entre acantilados y con dunas cambiantes.

Dos atractivos más además de su paisaje son las icnitas o huellas de dinosaurio en la parte derecha de la playa y la desembocadura del río Acebo, donde podemos observar los restos del antiguo puente que cruzaba el río y por donde discurría el Camino de Santiago y que fue parcialmente destruido en la Guerra de la Independencia.

Playa de Vega

Playa de Vega

Read Full Post »

DE POSADA A PORRÚA POR EL MAZUCO

DISTANCIA  40 KM.

AS-115 Y  LL-7

Itinerario con un alto valor histórico pues en la zona recorrida se libró uno de los enfrentamientos más encarnizados de la Batalla del Oriente de Asturias (Otoño del 37),  durante el mes de Septiembre de 1937.

Es importante reseñar que la carretera por la que se transita, es en su recorrido por los alrededores de “El Mazucu”, siempre según la climatología que nos acompañe,  relativamente peligrosa. Por lo tanto no es aconsejable transitar por ella en días neblinosos y por supuesto en días de invierno en los que  pueda haber nevado.

Dicho esto el recorrido aparte del comentado interés histórico es insuperable en cuanto a paisaje.  

Partimos del centro de Posada de Llanes, atravesando la vía del FEVE, para tomar las AS-115 en dirección al alto de Ortiguero.

Mazucu

Mazucu

Atravesamos primero el pueblo de Turanzas, un kilómetro más adelante justo en el desvío a “Rales”, nos encontramos con el Río Bedón, que va a morir al Cantábrico en la Playa de San Antolín, donde se hayan las ruínas del Monasterio Benedictino de San Antolín de Bedón.   

Pasaremos primero Debodes y después Cortines donde la carretera empieza a empinarse entre montañas, con la Sierra de Peña Villa a nuestra izquierda y la majestuosa Sierra del Cuera a la derecha. A nuestra derecha veremos el pequeño pueblo de Caldueñín que parece incrustado en el fondo del valle.

Ruta Mazucu

Trasgus del Camín

 Siguiendo la estela del río llegamos a la localidad de Puente Nuevo. En este punto comienza “El Camín Encantau”, ruta circular por el valle de Ardisana particular por las tallas de madera que simbolizan la mitología astur, pero nosotros debemos cruzar el Puente que atraviesa el Bedón e inmediatamente torcer a la izquierda para enfilar la estrecha carretera que discurre junto al río. Dejamos primero el antiguo puente de piedra del Bedón y continuamos ascendiendo. Una vez pasado el desvío a Comezán y antes de llegar Malatería nos toparemos con una espléndida vista de los Picos de Europa. Pasamos esta pequeña aldea y llegamos a Meré, donde debemos retomar la AS-115 hacia nuestra izquierda. Recorremos un par de kilómetros y en Huera de Meré nos encontramos el cruce con la mas LL-7 hacia Llanes. Es a partir de aquí donde empieza la parte más interesante de este itinerario. 

Justo 1 kilómetro antes de El Mazucu, podemos detenernos a disfrutar con las vistas que nos ofrece la carretera. A nuestros pies se extiende el valle de Caldueñu-Meré y más al fondo el valle de Ardisana.

Llegamos a El Mazucu donde debemos detenernos a contemplar este pueblo recóndito, a respirar el aire no contaminado y a empaparnos de su quietud.

Flanqueado por las Sierras de Llabres a su izquierda y El Cuera a su derecha debemos echar un ojo a la Capilla del Santo Angel de la Guarda al pie del Monte Caballu y observar su campana ya que fue hecha con el acero de un obús de la guerra Civil.

Después del sosegado paseo por las calellas de esta hermosa aldea, continuamos la andadura, pasamos el Alto del Mazuco y echamos la vista atrás para lanzar una últimas mirada al interior y prepararnos para el azul del mar. Seguimos subiendo por la empinada carretera a una velocidad lenta y conduciendo suave porque la caída es escalofriante.

Llegamos al punto álgido de esta ruta.

Es el alto de la Tornería. Aquí a nuestra mano derecha asciende una senda hasta el Picu de los Resquilones, identificable por las torres de repetición de TV.  Podemos andar unos metros hacia un mirador con unas hermosas vistas de la costra Llanisca. Junto a él una placa conmemora el 60 aniversario de la “Batalla del Mazucu”.

Unos metros más abajo en el margen derecho de la carretera se encuentra una lápida que contiene los nombres de los cuatro tripulantes alemanes, del Dornier de la legión Cóndor que fue derribado en la citada Batalla.

En estas sierras las tropas republicanas aguantaron, con innumerables bajas, durante una semana el asedio de la I Brigada Navarra y de los bombardeos aéreos de la Legión Cóndor.

Ahora comienza el vertiginoso descenso hasta la costa. Hay que prepararse para lo que nos ofrece el paisaje pues aunque efectivamente produce vértigo la vista de Llanes y la profundidad del Cantábrico es insuperable.

Descendiendo entre abedules llegamos a Parres y desde aquí nos encaminamos hacia el punto final de esta ruta, Porrúa.

 

La  primera sensación que nos embarga al visitar Porrúa es que se trata de un pueblo extremadamente cuidado. No en vano obtuvo el premio al pueblo ejemplar 2005, que anualmente otorga la Fundación Príncipe de Asturias a la localidad que destaque:

En la defensa de sus más nobles valores, su entorno natural o ecológico, su patrimonio histórico, cultural o artístico, o en la realización de obras comunales u otras manifestaciones de solidaridad extraordinaria”

 

Aparte de esta distinción; Porrúa ha sido igualmente destacado como “pueblo cultural de Europa 2008” junto con otras 11 localidades europeas.

Para mayor información consultar http://www.porrua.net/

Es lógico pues deducir el interés que ofrece la visita de este hermoso pueblo eminentemente ganadero. Por destacar lo más relevante:

Museo Etnográfico de Porrúa, Bolera, Lavaderu, Fuente y Bebederu de Vallina.

Read Full Post »

POR : FUENTES, SINARIEGA Y TRESMONTE  

 

Arriondas a RibadesellaCARRETERA LOCAL PR-1

DISTANCIA 26 KMS. 

Recorrido variopinto,  porque transitando por esta ruta y por ende por sus carreteras y en algunos casos, casi pistas forestales, disfrutaremos con sus vistas panorámicas de las cumbres que la marcan, con el auténtico bosque atlántico, con aldeas semi-abandonadas, con la vistas de la costa riosellana, con el Río Sella y su desembocadura, con alguna colonia de buitres sobrevolando sus más altas peñas, con alguna pincelada cultural y sobre todo por ser un mirador natural, en al menos tres puntos de su recorrido de los Picos de Europa.. 

Una vez cruzado el emblemático puente del Sella, famoso porque desde él, cada año tiene lugar la salida del Descenso Internacional del Sella, entramos en la localidad de Arriondas. Aquí debemos tomar el primer desvío a nuestra derecha, marcado por la indicación, Fuentes-Sinariega. 

En los primeros kilómetros del recorrido nos acompaña un ancho Sella y la vía del ferrocarril de vía estrecha, FEVE que de aquí a Ribadesella tiene probablemente el trayecto más interesante de toda su extensión. 

Entre retorcidos castaños y espigados robles llegamos a Bode, con algún ejemplo de la arquitectura típica asturiana a orillas de la carretera.  

Ruta Arriondas - Ribadesella

 Habiendo atravesado Fuentes, después de 6 kilómetros de recorrido llegamos a un desvío a nuestra izquierda con una vetusta indicación que marca “MESARIEGOS 2 KMS.” Es obligatorio desviarse a visitar este “Lugar” . En el corto trayecto gozaremos con una representación de las especies más representativas del bosque autóctono atlántico. Una auténtica jungla de fresnos, helechos, castaños, robles, frenos, alisos y con el relajante sonido de las aguas del arroyo que baja desde la montaña pegado a la pista. Ya en lo alto, si encontramos algún hueco para estacionar alucinaremos con unas impresionantes vistas de los Picos de Europa.

Volvemos sobre nuestros pasos y continuamos por la misma carretera,  2 kilómetros más y llegamos a Sinariega, mirador de la Sierra del Sueve, paraje del asturcón la raza autóctona del caballo asturiano, y su cumbre más alta,  el Pico Pienzu. Donde podemos contemplar la coqueta iglesia de San Nicolás.  

Nada más dejar atrás Sinariega, comenzando el descenso obtendremos las primeras vistas sobre el mar y si tenemos suerte en los riscos que aparecen a nuestra derecha estarán sobrevolando una colonia de buitres que habitan estos lares. 

Ya en el Concejo de Ribadesella, atravesamos Tresmonte, cuna de Manuel Fernández Juncos, prócer de la zona. Nacido en 1846 en esta pequeña localidad, abandonada en el tiempo y hoy sólo habitada por un paisano, Juncos poeta, pedagogo y periodista es de alguna manera famoso en estas tierras por ser el defensor del castellano en Puerto Rico. 

Continuamos carretera abajo y en una margen corto de kilómetros nos aguardan dos espectaculares miradores de los Picos, uno desde la misma carretera, el otro en un pequeño recodo del camino reconocible por una mesa con bancos a modo de área recreativa donde también obtendremos una inmejorable panorámica de la costa, Ribadesella y la desembocadura del Sella. 

Vista Tresmonte

Vista Tresmonte

En 3 kms. Llegamos a Noceu, para tomar el camino a nuestra derecha y así continuar hasta el pueblo de Cueves antes de atravesar la Autovía del Cantábrico por un túnel. 

Cueves es quizás la curiosidad más importante de esta ruta. Ya que para acceder a este recóndita aldea debemos atravesar una increíble cueva natural de 300 metros de longitud. Esto simplemente hay que verlo para creerlo. 

Otra vez volvemos sobre nuestros pasos ya que en Cueves acaba la carretera y retomamos nuestra antigua dirección camino de Ribadesella. 

Cruzamos Tezangos con magníficas vistas de la Sierra del Sueve y a 1 km. aparece el desvío a Junco, Xuncu en asturianu, importante por contar con la Iglesia Románica de Santa María de Junco, del siglo XIII y un ejemplo de cómo a veces descuidamos o abandonamos nuestras joyas arquitectónicas no se sabe muy bien porqué.

Además podemos visitar la Torre de Junco, edificio blasonado del siglo XV. 

Continuamos el descenso hacia el mar y pegado a la carretera aparece el Palacio de la Piconera y sus viviendas anexas, ejemplo de arquitectura indiana levantado en 1891, donde destaca una bella galería acristalada. 

Y ya sólo nos queda la última parada antes de llegar a la Villa, Las Cuevas de Tito Bustillo, visita obligatoria para cualquiera que visite Asturias. Pero esta ya es otra historia.

Read Full Post »

Ribadesella - Arriondas

Ribadesella - Arriondas

 

CARRETERAS N-632 Y AS-341

DISTANCIA 20 KMS. 
 Desde Ribadesella tomar la N-632 cruzando el Puente del Sella.

Nada más cruzar el puente dejamos a nuestra izquierda el primer desvío hacia Sardalla y la Cueva de Tito Bustillo. Continuamos por la Nacional y tomamos el siguiente desvío hacia la izquierda, para incorporarnos a la As-341, dirección Sebreño y El Carmen.

Aquí, podemos observar las antiguas escuelas públicas hoy reformadas y convertidas en museo municipal de Ribadesella. Donde podemos echar un vistazo, entre otras cosas, a una importante colección de fotografías antiguas de la Villa.

Después de dejar atrás la parroquia de El Carmen de estilo escurialense y algunos otros ejemplos de arquitectura indiana. En este punto podemos observar la bella mole caliza llamada “La Peñe Pagadín” de 419 m., curiosa según los paisanos de la zona por ser su forma distinta dependiendo del punto cardinal por donde se mire.

Continuando por la misma carretera dejamos atrás, Calabrez el último pueblo del Concejo de Ribadesella.

A partir de aquí a nuestra derecha nos acompañará el complejo el complejo kárstico de Cova Rosa, reserva natural parcial de 124 ha. Con un recorrido de 3.5 kms. de cavidades donde habita la mayor comunidad de murciélagos de Asturias y donde se han encontrado restos arqueológicos con una antigüedad de 17.000 años.

Después de transitar entre bosques y praderías llegamos a Collía, donde en un día claro podremos disfrutar con una espectacular vista del Macizo Central de Los Picos de Europa.

 

Les Corones

Les Corones

 

En tan sólo unos kilómetros, después del entronque con la AS-260 llegaremos a Arriondas a encontrarnos de nuevo con el Sella.

 

 
 
 
 

 

Read Full Post »

Carretera a IgenaCARRETERA LOCAL

DISTANCIA  10.5 Kms.

Desde Ribadesella por la N-634 dirección Arriondas, después de atravesar entre otras, las aldeas de Santianes del Agua, Omedina y Fríes, llegamos al pueblo de Margolles, en este punto debemos tomar el desvío a Peruyes donde comienza nuestra ruta. 

Esta carretera discurre paralela al río Zardón al pie de la Sierra de Ordiales Durante todo el trayecto disfrutaremos del auténtico bosque asturiano, formado sólo por especies autóctonas: Helechales , robles, avellanos, castaños y hayas. No encontraremos al invasor eucalipto en esta zona. Con quien si podemos toparnos es con algún personaje de la mitología asturiana pues son el Trasgu, el Cuélebre o la Xana, los principales pobladores de estos espesos bosques.

Zardón

Zardón

 

Quizás también en otros tiempos fueron lugares donde se escondía el “maquis” pues es fácil perderse entre sus sombras.

Antes de llegar a Zardón, aparece una pequeña carretera  a nuestra izquierda que nos conduce al pueblo de Santianes de Ola. Merece la pena el desvío para visitar  esta diminuta aldea escondida entre bosques y montañas y separada de la otra “Santianes” esta vez “Del Agua” por las Sierras de Ordiales y La Escapa y la mole del Picu Mofrechu entre medias. Santianes que es San Juan, proviene del latín “Sancti Johannes” y es por esto que hay multitud de pueblos y aldeas llamados “Santianes” en Asturias.

A la salida de Zardón, si las brumas nos lo permiten podemos visitar su iglesia, de estilo Escurialense.

De Margolles a Igena

De Margolles a Igena

Entroncando con la As-340 podemos optar por continuar hasta Igena y bajar a Nueva de Llanes o volver sobre nuestros pasos.

Read Full Post »

CARRETERA AS-340
 
 DISTANCIA: 23 KM. 

Carretera sinuosa, estrecha y peligrosa en invierno. Por todo esto se puede adivinar el buen sabor de boca que se le queda a quien transita por ella. A lo largo de todo su trayecto disfrutaremos con las variadas panorámicas y vistas que nos ofrece. 

Por la AS-263 desde Ribadesella una vez en la localidad de Nueva, después de pasar una pequeña iglesia o capilla, encontraremos a nuestra derecha, la carretera que lleva hasta el pueblo de Corao en Cangas de Onís. 

La carretera asciende serpenteando entre barrancos, arroyos y bosques de eucaliptos obsequiándonos con unas magníficas vistas de la costa de Ribadesella y Llanes.

Enseguida llegamos a las praderías de Llamigu, precioso pueblo anclado en los tiempos. Donde en tiempos de la Guerra Civil hubo un aeródromo que no se terminó de construir.  Hoy es un bucólico paraje perfectamente encajado entre las montañas lo rodean.  

 

Collao del Torno

Collao del Torno

 Seguiremos ascendiendo hasta llegar al Collado del Torno. La carretera gira a nuestra derecha, hacia al Sur. En este punto se halla el que quizás sea el más espléndido y menos conocido mirador de los Picos de Europa.  

Vista de Picos Europa desde Collao Torno

Vista de Picos Europa desde Collao Torno

Es esta una parada obligatoria si queremos llegar a casi acariciar las cumbres con las manos y de reojo contemplar el bravo Cantábrico. Asturias pura, conjugando mar, montaña y bosque.   

 

Ruta de Nueva a Corao

Continuamos hasta Riensena dejando a nuestra derecha la Sierra de la Escapa y su altura más alta el Pico Mofrechu de 890 metros. Aquí podemos optar por tomar la carretera que a nuestra derecha nos lleva hasta el Valle de Ardisana, o bien continuar por la misma carretera hasta el alto de Igena, punto de partida de una fácil ruta a pie que nos lleva hasta la cumbre del citado pico. 

Una vez atravesado el pueblo de Ixena ( Igena ), la carretera comienza su descenso hasta Corao. Esta última parte de la ruta es una zona altamente boscosa permanente salpicada por las aguas de numerosos arroyos.  

Unos kilómetros antes Corao, atravesamos Labra. Localidad que merece parada para transitar por sus empinadas calellas y echarle un vistazo a la Torre de Pendás. 

Finaliza la ruta en Corao ya en la As-114,  donde podemos contemplar el Palacio de Noriega, la casa de Roberto Frasinelli, conocido como “el alemán de Corao”, montañero ilustre y diseñador de la Basílica de Covadonga.    

Para terminar es muy recomendable la visita de la Iglesia de Abamia, siglo XII, joya del románico asturiano.  

Read Full Post »